Mi entusiasmo por encima de las circunstancias

Después de un largo viaje, me encontraba en dirección a la salida del aeropuerto; justamente para recoger la maleta que traía conmigo desde Bolivia. Grande fue mi sorpresa al no encontrarla entre las maletas de los otros pasajeros, después de un buen rato y ante mi propia perseverancia, poco a poco iba aceptando la situación en la que en realidad me encontraba; entonces decidí poner en practica mi francés y solicitar información a un señor (personal del  aeropuerto de Bruselas) lo seguí hasta las oficinas para hacer formalmente mi queja…desde entonces han pasado dos días y todavía no tengo noticia alguna.

No he perdido la esperanza de recibir una llamada anunciando la buena noticia, eso, en parte se lo debo a mi buen entusiasmo y a mi poder sobre humano de ignorar algunas cosas « cuando me conviene » pero creo que de la dosis de « buen entusiasmo » ya me va quedando poco 🙂 ….paciencia, buen humor y fe…

Publicités

Hello world!

Welcome to WordPress.com! This is your very first post. Click the Edit link to modify or delete it, or start a new post. If you like, use this post to tell readers why you started this blog and what you plan to do with it.

Happy blogging!

Propulsé par WordPress.com.

Retour en haut ↑